Todo da asco

La gente que se queja

Posted on: 9 junio 2008

Estoy hasta los putos cojones de la gente que me llora por todo. Sé que esto suena bastante contradictorio viniendo de una persona que tiene un blog que está compuesto básicamente por quejas y palabrotas, pero no lo es. La gentuza de la que hablo se pasa el día quejándose de lo dura que es la vida con ellos, como si para todos los demás fuese un camino de rosas.

El motivo principal que tienen los llorones para rallarte es la pasta. Todo el mundo se queja de que no tiene pasta, de que pagan muchos préstamos y que no van a tener para comer. Todo esto sería digno de pena si no fuese porque esa misma gente tiene un plasma en su casa, se van todos los findes a cenar por ahí y alquilan un apartamento en la costa cuando llega agosto. ¿De qué mierda se quejan si pueden permitirse todo eso? Y, si no pueden, ¿por qué mierda se endeudan con el banco en lugar de vivir acorde a su poder adquisitivo? Menos pamplinas y más realidad. A mí también me molaría ganar más pasta y vivir como un puto rey, pero no voy llorando por las esquinas porque considero que tengo bastante suerte de poder tener todo lo que tengo, poder irme de vacaciones y poder tener un techo, aunque sea a cambio de una burrada al mes durante 40 años. Dejad de victimear, imbéciles, y disfrutad la vida. Coño.

Otro tema es el psicológico. Ya de entrada dices “hay gente que estudió y se gana la vida con esto, ¿por qué tengo que aguantarte yo esta mierda?”. Pero bueno, supongamos que es un buen amigo y le escuchas. Hoy en día todo el mundo está deprimido y/o sufre ansiedad. Se pasan el puto día viendo la tele, viendo a gente guapa, con tipazo, aparentemente rica, aparentemente feliz. Luego se miran ellos y se deprimen porque no se ven así. Hay que ser zopenco para creer lo que se ve en la tele, pero más aun para deprimirse por ello.

salud

¿Y la salud? Hostia puta, cómo me carga la peña que está todo el puto día rallando con lo que le duele o le deja de doler. “Ay, me duele la cabeza”, “buah, vaya dolor de cervicales llevo”, “joder, qué dolor de barriga”. ¿Sabéis qué? ¡Me importa una mierda! A mí también me duelen las cervicales de estar todo el puto día trabajando delante del ordenador; también tengo días que me duele el tarro; también hay días en que me ha sentado mal la cena del día anterior y trabajo con retortijones… pero no rallo al personal constantemente con ello, porque sé que no soy el único. Mención aparte merecen las mujeres que se quejan de la regla a todas horas. A ver, es una maldita putada tener que sufrir eso cada puto mes, estoy seguro de ello, pero después de 20 o 30 años sufriéndolo… ¿no te has dado cuenta ya de que no eres la única y que el dolor no cesa si te quejas todo el tiempo? Intenta llevarlo con un poco más de dignidad.

A toda esta gente los llevaba yo de ruta turística por los hospitales y clínicas del país, por las UCIs y por las plantas para enfermedades raras. Cuando hubiesen visto la cantidad de gente que agoniza, que sufre dolor crónico, que le faltan extremidades, que tienen los días contados… se les irían todas esas tonterías y empezarían a disfrutar de su salud sin rechistar. ¡Cuántos quisieran estar como ellos!

Qué más, qué más… hostia, los que se quejan de que tienen mucho curro. Pfff, cómo cargan estos. Hay peña que se cree que los demás no trabajamos. Se pasan el puto día diciendo que tienen montañas de curro, que están estresados, que no paran, etc. Lo mejor es que este tipo de gentuza suele ser la que más se toca los huevos de toda la empresa. Pero, aunque no fuese así, ¿a los demás qué mierda nos importa? Todos tenemos trabajo que hacer, la sociedad funciona así. A estos me los llevaba yo de excursión también, pero a las minas o al campo. Quizás después de ver como se juegan la vida a diario y respiran humo tóxico durante horas algunas personas se les iban las tonterías (o no).

¡Dejad de quejaros sin motivo, coño, y disfrutad un poco más! Que la vida son dos días y uno os lo pasáis durmiendo.

10 comentarios to "La gente que se queja"

Joder, se puede decir más alto pero no más claro.
Pero la gente se queja también de la gente que se queja.
Es algo inevitable.
Hace calor y añoramos el frío…
Hace frío y queremos calror…
Hace sol y añoramos la lluvia.
Etc.
Supongo que el gen de la gilipollez es común en todos nosotros!
Salud/OS!

el_Vania,

sin duda. Yo soy el primero que se queja, solo hay que ver el blog. Adolezco de la mayoría de cosas de las que rajo, así que cuando generalizo me meto en el saco y me insulto a mí mismo. Lo tengo asumido.

El gen de la gilipollez es común en todos los individuos que vivimos en el primer mundo.

Plas plas plas plas :) Lo de las enfermedades brutal…

linuxnit,

gracias, siempre se agradecen las palmaditas en la espalda.

“Desidere est juris gentium”, a mi lo que me toca los cojones es la gente que en mi puta ciudad (Sevilla) se hipoteca (hay que ser gilipollas) todo el puto año para tirarse una semana entera durante la feria bebiendo cubos de manzanilla y engullendo kilos de jamón, y despues encima, cuando se acaba, los muy imbéciles se te quejan por que no llegan a fin de mes y les deben una pasta a los bancos. Que se jodan por idiotas. Yo me quejo de la puta resaca de los lunes, que asco, eso si que jode…

El Tábano,

no estaba al tanto de esta situación en Sevilla. La verdad es que tiene bastante tela también. Bueno, aquí no tenemos la feria, pero tenemos los restaurantes de el Born donde te sale una cena por 40 o 50€ por persona. Esta gentuza se queja de que no llega a final de mes pero se pasan el fin de semana de cenas por ahí. Es totalmente absurdo.

Pues por estos lares, entre la feria y el Rocío… Por cierto, deberías rajar algún dia del puto Rocío, eso si que es absurdo de cojones, montaña de peña gastándose una pasta en beber y drogarse, pero eso si, con lágrimas, corazón y sentimiento, eso sin contar la semana (o varias al cabo del año) que dejan de currar y mandan a su familia a tomar por culo con tal de pegársela a saco. Putos hipócritas, con esas jodidas colas interminables de coches que se montan por su culpa, y que no se te ocurra decirles nada durante su “peregrinación” que, como ya se ha visto alguna que otra vez por televisión, son capaces de matar a hostias al más pintado. Odio el puto Rocío.

El Tábano,

la verdad es que poco puedo rajar porque no lo conozco. Suelo escribir sobre lo que veo con mis ojos, rajar de algo que desconozco no lo veo viable.

¿Sabes lo que podemos hacer? Puedes currarte una publicación al estilo “tododaasco” y enviarmela por correo. Yo la reviso y vamos comentando los cambios. Cuando tengamos algo definitivo la publico y te pongo como autor colaborador. Si te gusta la idea me lo dices y nos ponemos con ello.

¡Saludos!

Ok, mola, en cuanto acabe mis próximos exámenes pensaré en ello. Ya tendrás noticias mias, un saludo.

Hola, te he estado leyendo un rato, me gusta bastante tu blog, pero me gusta más tu forma de ser. Me gusta la gente que dice las cosas como las piensa y no lo que se supone que es lo “políticamente correcto”. Últimamente no abunda mucho. No dejes que las críticas estropeen esa bonita forma de actuar.
Sobre la entrada, es como tu dices un tanto contradictoria. El quejarse es algo que todos nos gusta hacer pero que a los demás no les gusta que hagamos. Nunca nadie estará contento en ese sentido, porque aunque no te quejes siempre conoceras a alguien que se queje, entonces te quejarás de que se queja.
La única solución sería de que nadie se quejara por nada, pero eso es imposible en el ser humano, necesitamos tanto las quejas como Cristina Almeida una liposucción.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Advertencia para el lector

Este sitio está cargado de insultos, palabrotas, críticas, sarcasmo y demás cosas que pueden herir su sensibilidad. Si usted tiene un sentido del humor nulo, se toma al pie de la letra todo lo que lee o necesita encontrarse en un ambiente políticamente correcto, este blog no es apto para usted.

Lo que me dice la peña

Aid on Mis condolencias
antiputosgallegos on Mis condolencias
Anónimo on Los Mossos d’Esquadra
Gonzalo Flores Herná… on Los comemierda
Dupre on Las divas
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: