Todo da asco

Los dietistas de la tele

Posted on: 8 abril 2008

Yo es que alucino con la peña que va diciendo lo que hay que comer. Considero que me alimento de puta madre. Como carne, pescado, fruta (poca), verdura, lácteos, legumbres y de vez en cuando me hinco un dulce o una bolsa de cheetos.

Pero es que cuando te enteras de todo lo que te tienes que meter entre pecho y espalda alucinas en colores. Vamos a hacer una lista:

  • 2 litros de agua. ¿Alguien bebe eso en un puto día? ¿usan dodotis por si se mean encima?
  • 5 piezas de fruta y verdura. Por ejemplo, una manzana, una pera, un plátano, una coliflor y un calabacín. Joder, ¡con esto como yo al mediodía! Y todavía no he llegado a la carne y el pescado.
  • 1 litro de leche. ¿Después de los 2 de agua? Casi que mejor me la meto en vena directamente.
  • 3 o 4 raciones de carne semanales. Ni se te ocurra ponerle salsa. Todo a la plancha.
  • 4 o 5 raciones de pescado a la semana. Ah, ¿no era suficiente con la carne? Hay días en que se me solapan, ¿Tengo que comerme un lenguado y un filete, todo detrás de la verdura y la fruta?
  • 4 o 5 raciones de legumbres. Vaya a ser que se te olvide meterte un plataco de lentejas después del filete, el lenguado y la coliflor.

Todo esto es demencial y quiero decir desde aquí que me cago en la puta madre de todos esos dietistas de mierda que salen por la tele y que le comen el tarro a la peña que luego se obsesiona con estos temas. Además, si ellos comen tan bien, ¿por qué están todos gordos?

La patraña de la leche ya roza lo absurdo. Somos la única especie que sigue tomando leche después de la lactancia. En realidad hay miles de personas que no beben ni una gota de leche y viven sin problemas. ¿Por qué mierda nos quieren obligar a beber leche? Yo bebo leche porque me gusta, pero si no os gusta la leche es simple: no bebáis, no es necesaria.

El ser humano suele poner un único requisito a la hora de seguir una norma: que no sea absurda. Es por eso que nadie respeta los límites de velocidad, porque son absurdos. Pues lo mismo pasa con las dietas que nos mandan los magníficos dietistas de la tele. Es tan surrealista que nadie se los toma en serio. Además, es curioso como puede dar tanto de sí el mismo tema. Ves el “Saber Vivir” un día y no lo ves hasta el mes siguiente y… ¡es el mismo programa! Los dietistas dando los mismos consejos y las llamadas de marujonas que se quejan de que sus hijos son gordos porque comen bollycaos. Bueno, y el Torreiglesias haciendo gala de su pedantería, demostrando su ignorancia y su afán de protagonismo a cada minuto, claro. Porque qué asco de tío, que no deja hablar a sus colaboradores (que son los que saben) y se limita a repetir lo que ya han dicho con tono y cara de “me molo”. Torreiglesias, ¡vete a tu casa, pesao!

En fin, desde aquí quiero decir que dejen de rallar al personal con las dietas esas de mierda en las que tenemos que dedicar 10h al día a comernos todo lo que se nos ponga por delante. ¡Rallantes, más que rallantes! A quien lea esto: come lo que te salga de los huevos/ovarios, que la vida son dos días y bastante sufrimos ya como para que nos digan lo que tenemos que comer.

Anuncios

13 comentarios to "Los dietistas de la tele"

Es verdad. Yo nunca he conseguido beber los 2 litros de agua. 1 litro y medio sí, por probar. Pero pasándome el día entero de viaje en viaje al baño. Un coñazo aí que fuera. Hace unos meses fui a un dietista que es amigo mio de la infancia y me dejaba comer de todo. Sólo necesitaba perder 6 kilillos. El truco es la combinacion de alimentos y reducir un poco las cantidades que normalmente me comía. Por ejemplo el finde me dejaba comer pizza, pero en vez de una entera por ejemplo pues media y con algo de verdura como cebolla champiñones y lo demás lo que quisiera. Pues en un mes perdí 5 kilos, comiendo de todo y hasta saltándome la dieta en pequeños casos con algun trocillo de chocolate que me pedía el cuerpo, que también me dejaba comer aunque sólo el negro porque tiene menos azucar y además es el que más me gusta.

No hace falta complicarse tanto hay que comer de todo y nada por norma o porque digan esto ahora es malo o esto otro ahora es la ostia de bueno. Yo paso lo que me apetece me lo como y lo que no pues no.

Hola Kyrala,

y no olvidemos que no todo es adelgazar en el mundo de las dietas. A veces nos obsesionamos con estos temas. Lo más importante es simplemente comer un poco de todo; pero cuando te apetece y en las cantidades que te apetece. Estar saludable para no enfermar es el objetivo de la alimentación.

La verdad es que estoy de acuerdo contigo en lo de los dietistas, pero lo de la leche no me cuadra mucho, de hecho si no tomasemos nada de leche tendríamos bastantes problemas de osteoporosis y debilidades óseas varias, cosa que al resto de especies se la suda por que no saben ni lo que son, simplemente las sufren y punto, pero todos queremos llegar a viejos sin problemas de huesos no? en fin, muy buen blog. Un saludo.

lo peor…es k kien tiene pasta para permitirse eso todos los días? ademas de k es una brutalidad…
Pero…es k abria k gastarse muxo mensualmente…algpo k no tiene …casi nadie…

Hola Mingote,

es cierto. La última vez me cobraron 2€ por dos berenjenas en la frutería. Le dije a la frutera: “¿Un euro por berenjena?”.

Buenas, Tuseeketh… te conozco de los posts en el Inquirer… donde alguna vez dejo yo también alguna perla… y como he visto que tenías blog propio, pues te he añadido a mi blogroll para futuras prospecciones.
Salud/OS!
PD: Dos litros de agua no… pero uno de cerveza entre la cañita de antes de comer y las de después del trabajo, sí que es fácil de conseguir…
🙂

Hola el_Vania,

sí, te tengo visto del Inquirer 😉 ¡Sé bienvenido a mis blogs!

La leche es una puta mierda, esta demostrado que a partir de cierta edad su consumo sólo sirve para enriquecer a las empresas de turno, que se jodan, mucho más sano es jincarse 4 litros de cerveza sin venir a cuento. Yo lo hago casi a diario, y la verdad… suele ponerme de bastante mejor humor y a la vez siento que rejuvenezco…

Hola El Tábano,

te he editado el comentario, he corregido lo de “rejuvenezco” 😉

Sí, lo de la leche es una puta patraña. Pero las patrañas hacen ganar mucho dinero a toda la industria interesada que hay detrás.

Gracias Tuseeketh, no me acuerdo ni lo que puse (llegaba de fiesta y este blog me resulta entrañable). A Jorge le comento que todo el rollo ese de la leche y los huesos esta bien en la infancia, a partir de cierta edad la leche no sirve absolutamente para nada, es más: Es totalmente antinatural. Nos bebemos los sueros y otros tipos de líquidos de una especia animal que poco tiene que ver con nosotros. Al carajo la leche.

Hola a todos!

Yo llevo muchos años sin beber leche y me va estupendamente, de hecho, eso de que hay que beber leche “por su aporte en calcio” es una patraña, el calcio no sólo está en la leche.

Lo del agua es otro bulo, porque con los alimentos sólidos, sobre todo frutas y verduras, ya ingerimos agua, si además te metes dos litros diarios lo único que haces es eliminar minerales del organismo, además de necesitar un váter permanentemente, pero así Font Vella, Coca Cola (Aquarel) y un largo etcétera de compañías, sacan su tajada.

Dicho por un médico que trató mis problemas de estómago hace años: comed lo que el cuerpo os pida en cada momento, hay veces que necesitamos más verdura que carne y otras más pescado, arroz o pasta. Nuestro cuerpo es sabio y nos dice si tenemos sed, si necesitamos una chuleta o sólo unos puerros con patatas, lo importante es comer de todo sin pasarse.

Saludos

Sol,

sabio médico, aunque conviene puntualizar. Muchas veces nuestro cerebro, que es muy complejo, nos crea falsas necesidades de dulce o comidas muy sabrosas pero insanas. Hacer siempre caso a ese instinto no aporta nada bueno. Hay que comer con cabeza, pero sin obsesionarse con esos “consejos” absurdos que fuerzan tu alimentación.

Cierto que a veces nuestro cerebro nos pide zamparnos un bollo con nata y chocolate y de hecho, de vez en cuando no viene mal darse el gustazo, pero yo me refería a alimentos básicos, como carne, verdura, pescado, arroz, pasta…, respecto a todo lo demás, tu cerebro puede pedir y tu inteligencia se lo puede negar.

Nuevos saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Advertencia para el lector

Este sitio está cargado de insultos, palabrotas, críticas, sarcasmo y demás cosas que pueden herir su sensibilidad. Si usted tiene un sentido del humor nulo, se toma al pie de la letra todo lo que lee o necesita encontrarse en un ambiente políticamente correcto, este blog no es apto para usted.

Lo que me dice la peña

Bartola en Los fumadores
Diegoddk en El messenger
Mejodenloslistos en El servicio hoy en día
Piolín en La gente que vive por encima d…
Anónimo en Los coches sin carnet
A %d blogueros les gusta esto: