Todo da asco

Archive for the ‘comida’ Category

Yo es que alucino con la peña que va diciendo lo que hay que comer. Considero que me alimento de puta madre. Como carne, pescado, fruta (poca), verdura, lácteos, legumbres y de vez en cuando me hinco un dulce o una bolsa de cheetos.

Pero es que cuando te enteras de todo lo que te tienes que meter entre pecho y espalda alucinas en colores. Vamos a hacer una lista:

  • 2 litros de agua. ¿Alguien bebe eso en un puto día? ¿usan dodotis por si se mean encima?
  • 5 piezas de fruta y verdura. Por ejemplo, una manzana, una pera, un plátano, una coliflor y un calabacín. Joder, ¡con esto como yo al mediodía! Y todavía no he llegado a la carne y el pescado.
  • 1 litro de leche. ¿Después de los 2 de agua? Casi que mejor me la meto en vena directamente.
  • 3 o 4 raciones de carne semanales. Ni se te ocurra ponerle salsa. Todo a la plancha.
  • 4 o 5 raciones de pescado a la semana. Ah, ¿no era suficiente con la carne? Hay días en que se me solapan, ¿Tengo que comerme un lenguado y un filete, todo detrás de la verdura y la fruta?
  • 4 o 5 raciones de legumbres. Vaya a ser que se te olvide meterte un plataco de lentejas después del filete, el lenguado y la coliflor.

Todo esto es demencial y quiero decir desde aquí que me cago en la puta madre de todos esos dietistas de mierda que salen por la tele y que le comen el tarro a la peña que luego se obsesiona con estos temas. Además, si ellos comen tan bien, ¿por qué están todos gordos?

La patraña de la leche ya roza lo absurdo. Somos la única especie que sigue tomando leche después de la lactancia. En realidad hay miles de personas que no beben ni una gota de leche y viven sin problemas. ¿Por qué mierda nos quieren obligar a beber leche? Yo bebo leche porque me gusta, pero si no os gusta la leche es simple: no bebáis, no es necesaria.

El ser humano suele poner un único requisito a la hora de seguir una norma: que no sea absurda. Es por eso que nadie respeta los límites de velocidad, porque son absurdos. Pues lo mismo pasa con las dietas que nos mandan los magníficos dietistas de la tele. Es tan surrealista que nadie se los toma en serio. Además, es curioso como puede dar tanto de sí el mismo tema. Ves el “Saber Vivir” un día y no lo ves hasta el mes siguiente y… ¡es el mismo programa! Los dietistas dando los mismos consejos y las llamadas de marujonas que se quejan de que sus hijos son gordos porque comen bollycaos. Bueno, y el Torreiglesias haciendo gala de su pedantería, demostrando su ignorancia y su afán de protagonismo a cada minuto, claro. Porque qué asco de tío, que no deja hablar a sus colaboradores (que son los que saben) y se limita a repetir lo que ya han dicho con tono y cara de “me molo”. Torreiglesias, ¡vete a tu casa, pesao!

En fin, desde aquí quiero decir que dejen de rallar al personal con las dietas esas de mierda en las que tenemos que dedicar 10h al día a comernos todo lo que se nos ponga por delante. ¡Rallantes, más que rallantes! A quien lea esto: come lo que te salga de los huevos/ovarios, que la vida son dos días y bastante sufrimos ya como para que nos digan lo que tenemos que comer.

Anuncios

Me saca de quicio la gente que no tiene ni puta idea de lo que es comer bien. Por desgracia entre la gente de mi edad abunda este tipo de deshecho humano que se alimenta de comida basura, pasta y menús infantiles.

Estas personas son capaces de joder a todo un grupo por sí solas. Aunque al 99% del grupo le encante un restaurante porque tienen buena cocina, si al comemierda de turno no le gusta nada de la carta (habitual), no se irá a cenar ahí. Se acabará yendo de tapas a comer grasa en estado puro o a alguna pizzería.

Y es que yo me pregunto cómo cojones no puede gustarle a alguien un carpaccio de ternera al parmesano, o una escalivada, o un pastel de puerros al roquefort. Pues no, esta gentuza sólo come las siguientes cosas:

  • Carne: Pollo, hamburguesa, frankfurt. Incluso hay casos que no llegan ni a estas tres cosas juntas.
  • Pescado: Merluza rebozada pescanova. No los saques de aquí o te taladrarán la cabeza durante toda la cena diciendo que “el pescado tiene espinas” o “sabe a agua de mar”.
  • Pasta: Macarrones o spaghetti a la boloñesa. Algunos casos extremos pueden llegar a probar la carbonara.
  • Fruta y verdura: nada. Si se ponen muy gordos y cogen complejo pueden llegar a intentarlo tímidamente con la ensalada, aunque se la comen a disgusto.
  • Otros: pizzas, patatas fritas/bravas, croquetas y todo tipo de congelados. Este es el menú predilecto de los comemierda.
  • Dulces: helados, bollería industrial. Sin límites. Con esto llenan lo suficiente el estómago entre horas para poder dar por culo a la hora de comer o cenar diciendo que no tienen hambre.

comidabasura

Los comemierda con una consecuencia de la sociedad de hoy en día, en la que nadie tiene tiempo para nada. Y nada incluye cocinar. La gente se atiborra de comida precocinada o cualquier basura en algún restaurante de comida rápida y se acostumbra a ello. Vas por la calle y ves un cartel anunciando unas pastillas que te hacen reducir tripa debajo de un anuncio del McDonald’s. “I’m lovin’ it!”, ¿I’m lovin’ qué? ¿Una hamburguesa tan fina que no se ve si la pones de lado, hecha de sobras, ternilla y mucha grasa?

Estos comedores de mierda compulsivos mantienen a toda la industria de snacks aperitivos (putos barbarismos) y bollería. Además, trasladan sus hábitos a sus hijos y sobrinos. Les dan de merendar pantera rosa con donetes, adobado con unos batidos de fresa y vainilla. Así va creciendo la obesidad infantil y los niños empiezan a consumir recursos de la Seguridad Social a saco, que antes sólo lo hacían los ancianos y, claro, no podía ser. Pues nada, convirtamos este país mediterráneo en yankilandia 2 y bañémonos en colesterol.

A todos los comemierda: aprended a comer, que luego os quejaréis porque llegáis a viejos hechos una mierda.


Advertencia para el lector

Este sitio está cargado de insultos, palabrotas, críticas, sarcasmo y demás cosas que pueden herir su sensibilidad. Si usted tiene un sentido del humor nulo, se toma al pie de la letra todo lo que lee o necesita encontrarse en un ambiente políticamente correcto, este blog no es apto para usted.

Publicaciones Más Vistas

Lo que me dice la peña

Bartola en Los fumadores
Diegoddk en El messenger
Mejodenloslistos en El servicio hoy en día
Piolín en La gente que vive por encima d…
Anónimo en Los coches sin carnet