Todo da asco

Yo es que alucino con la peña que va diciendo lo que hay que comer. Considero que me alimento de puta madre. Como carne, pescado, fruta (poca), verdura, lácteos, legumbres y de vez en cuando me hinco un dulce o una bolsa de cheetos.

Pero es que cuando te enteras de todo lo que te tienes que meter entre pecho y espalda alucinas en colores. Vamos a hacer una lista:

  • 2 litros de agua. ¿Alguien bebe eso en un puto día? ¿usan dodotis por si se mean encima?
  • 5 piezas de fruta y verdura. Por ejemplo, una manzana, una pera, un plátano, una coliflor y un calabacín. Joder, ¡con esto como yo al mediodía! Y todavía no he llegado a la carne y el pescado.
  • 1 litro de leche. ¿Después de los 2 de agua? Casi que mejor me la meto en vena directamente.
  • 3 o 4 raciones de carne semanales. Ni se te ocurra ponerle salsa. Todo a la plancha.
  • 4 o 5 raciones de pescado a la semana. Ah, ¿no era suficiente con la carne? Hay días en que se me solapan, ¿Tengo que comerme un lenguado y un filete, todo detrás de la verdura y la fruta?
  • 4 o 5 raciones de legumbres. Vaya a ser que se te olvide meterte un plataco de lentejas después del filete, el lenguado y la coliflor.

Todo esto es demencial y quiero decir desde aquí que me cago en la puta madre de todos esos dietistas de mierda que salen por la tele y que le comen el tarro a la peña que luego se obsesiona con estos temas. Además, si ellos comen tan bien, ¿por qué están todos gordos?

La patraña de la leche ya roza lo absurdo. Somos la única especie que sigue tomando leche después de la lactancia. En realidad hay miles de personas que no beben ni una gota de leche y viven sin problemas. ¿Por qué mierda nos quieren obligar a beber leche? Yo bebo leche porque me gusta, pero si no os gusta la leche es simple: no bebáis, no es necesaria.

El ser humano suele poner un único requisito a la hora de seguir una norma: que no sea absurda. Es por eso que nadie respeta los límites de velocidad, porque son absurdos. Pues lo mismo pasa con las dietas que nos mandan los magníficos dietistas de la tele. Es tan surrealista que nadie se los toma en serio. Además, es curioso como puede dar tanto de sí el mismo tema. Ves el “Saber Vivir” un día y no lo ves hasta el mes siguiente y… ¡es el mismo programa! Los dietistas dando los mismos consejos y las llamadas de marujonas que se quejan de que sus hijos son gordos porque comen bollycaos. Bueno, y el Torreiglesias haciendo gala de su pedantería, demostrando su ignorancia y su afán de protagonismo a cada minuto, claro. Porque qué asco de tío, que no deja hablar a sus colaboradores (que son los que saben) y se limita a repetir lo que ya han dicho con tono y cara de “me molo”. Torreiglesias, ¡vete a tu casa, pesao!

En fin, desde aquí quiero decir que dejen de rallar al personal con las dietas esas de mierda en las que tenemos que dedicar 10h al día a comernos todo lo que se nos ponga por delante. ¡Rallantes, más que rallantes! A quien lea esto: come lo que te salga de los huevos/ovarios, que la vida son dos días y bastante sufrimos ya como para que nos digan lo que tenemos que comer.

Anuncios

Hay muchas compañías y organizaciones que me tocan las pelotas, pero la DGT es una de las peores.

Esta gentuza se dedica, básicamente, a dos cosas:

  1. Gastarse pasta en anuncios en los medios para lavarle el cerebro a la peña y hacerle creer que toda la culpa de los accidentes de tráfico es de ellos.
  2. Colocar radares para recuperar la pasta que se dejan en anuncios.

La primera de las lindezas hechas por la DGT en los últimos tiempos es aquel anuncio en el que llama imbéciles, literalmente, a todas las personas que murieron en vacaciones al volante. ¿Es esto tolerable? ¿Puede llamar uno imbécil a todas las víctimas de los accidentes de tráfico en verano y salir de rositas? La respuesta es: si eres la DGT, sí.

Aquí tenéis el vídeo por si no os lo creéis:

Alguien debería decirles a esta panda de capullos que los imbéciles son ellos, a pesar de seguir vivos, y que mucha gente preferiría que fuesen esos “imbéciles” los que siguieran vivos y ellos los que estuvieran muertos.

Otra de las cosas que me revientan es que nos tomen por retrasados mentales. ¿Por qué se empeñan en decir que ponen radares por nuestra seguridad? No se lo creen ni ellos con dos cubatas encima, por eso lo ponen en todos los paneles luminosos. “POR VUESTRA SEGURIDAD CONTROL RADAR”. Se piensan que por repetir la mentira se hará verdad. Los radares los ponen con fines recaudatorios, o sea, para sacar pasta. Y punto. Si quisieran evitar muertos invertirían toda la pasta que invierten en anuncios y radares en mejorar las infraestructuras y los elementos de seguridad de las carreteras, que están que dan asco.

Un ejemplo de este robo es el radar que han puesto a la entrada de Barcelona, a la altura de Santa Coloma. En el vídeo que está aquí abajo podéis ver como el radar echa 225 fotos en 7 minutos. Sí, habéis leído bien: doscientas veintidós fotografías (o sea, futuras multas) en sólo 7 minutos.

Claramente este radar ha evitado muchos accidentes desde que lo instalaron. Cabe mencionar unas cuantas cosas acerca de este radar.

  1. Hasta hace poco se podía circular a 120km/h por esta carretera.
  2. De repente, por culpa del energúmeno que decidió poner 80km/h por doquier, se debe circular a la susodicha velocidad.
  3. Justo el tramo en el que está colocado el radar hace pendiente, lo cual hace mas propicio que te despistes y te pases ligeramente del límite de velocidad.
  4. Es uno de los radares más sensibles que he visto en mi vida. Ni siquiera los radares de la Ronda de Dalt de Barcelona (de los más temidos) son tan sensibles.

Yo me pregunto lo siguiente: ¿Era necesario establecer un límite de 80km/h en una autopista por la que se puede circular a 120 tranquilamente? ¿El radar está colocado en la bajada por azar? ¿Por qué ponen un radar pero ni siquiera colocan un cartel advirtiendo del cambio radical de velocidad para los despistados que llevan años pasando por el mismo sitio y no se percatan del cambio de límite de velocidad?

Me quedo corto, pero por desgracia no me sobra el tiempo para rajar. Sólo quiero acabar diciendo a los de la DGT que me parecen una panda de ineptos; que cambien su mierda de política de criminalizar al conductor y empiecen a tomar medidas de las que de verdad salvan vidas. Que quiten los putos quitamiedos que se llevan más vidas de motoristas que el exceso de velocidad, que mejoren las carreteras y ensanchen los caminos de cabras a los que se atreven a llamar “carretera”, donde se producen la inmensa mayoría de los accidentes. Que se esmeren en hacer que los puntos negros de nuestras carreteras dejen de serlo.
Poner radares en las “peligrosas” rectas de las autopistas no soluciona nada.

A los de la DGT: estoy hasta la polla de vuestra hipocresía, panda de fantoches.

Actualización: acabo de enterarme por qué hay menos muertos este año que el año pasado… ¡porque manipulan las estadísticas! No se usan los mismos baremos que el año anterior. Todo para no reconocer que todos los radares y el carnet por puntos y demás soplapolleces no sirven para nada, sólo para llenar los bolsillos. Penoso.

Actualización: Hasta los propios Guardias Civiles admiten que se ponen muchas multas injustas porque los radares van de puta pena.

Me cago en la madre que parió a los que dejan papeles en la luna del coche y en toda su casta.

¿Qué mierda se cree la gente que vas a hacer con el típico cartelito de “vendo piso centro obra nueva” en la luna del coche? Me parece de puta madre que los cuelguen por la calle, en las farolas, incluso que lo encalomen en panaderías pero joder, que no me dejen el mismo puto papelito cada día en el coche. Una cosa es verlos y la otra es tener que sacarlos de tu puto coche.

Además me siento un maldito cerdo porque ya he optado por tirarlas al suelo antes de subir al carro. Pero el cerdo no soy yo, esta gentuza incita a eso. Es como la gente que reparte folletos (también llamados flyers por los gilipollas) de baretos casposos para que la gente vaya. ¿No se dan cuenta de que gastan un montón de papel para que la gente lo tire al puto suelo?

A todos los que ponen papelitos en los coches: sois unos putos pesaos, como os pille un día cerca del mío os corto el brazo a rodajas.

En serio, ¿qué tiene este programa roñoso y horrible para tener enganchados a la mayoría de niñatos de la generación PoKéMoN?

Bueno, la respuesta es sencilla: viene con Windows. Como la mayoría de gente usa esa basura de sistema operativo del cual rajaré en otro momento porque mira que da asco, lo primero que se encuentran es lo que usan.

Historia

Hagamos un poco de historia. Los que llevamos cierto tiempo en la red hemos visto la evolución de la mensajería y nos echamos las manos a la cabeza con el fenómeno Messenger. Antiguamente sólo existían los Chats. Los usuarios de Windows 95 hablaban por Microsoft Chat, un programa que para la generación PoKéMoN o los recién llegados a la red es totalmente desconocido. Probablemente también desconozcan “NetMeeting”. Un día llegó el Dios Billy y dijo “los chats son malos porque sólo los usan pederastas y criminales”, y con esta excusa borró del mapa a Microsoft Chat dejando a todos sus usuarios sin posibilidad de comunicarse como lo habían hecho hasta el momento. Claro, que es lo que se merece la gente que confía en un puto monopolio (aunque la historia se repite).

Como los chats ya no le molaban a Bill Gates decidió que era hora de meterse en la mensajería instantanea. Los más veteranos del lugar la habíamos descubierto hacía bastante tiempo con redes como ICQ o Yahoo!Messenger. Pero llegó de nuevo Dios Billy y dijo “hágase la mensajería”, y creó el Messenger. En Redmond, por no inventar no inventaron ni un nombre, se limitaron a coger el de Yahoo! y quitar lo que les sobraba: a Yahoo! .

El principio

Las primeras versiones de este programa incorporaban poco más que un privado con emoticonos horribles y la lista de contactos oculta tras un banner (putos barbarismos) de publicidad. Lo peor de todo es que no dejaba ponerse al usuario el mote que quisiera. Dicho con todas las letras, el programa CENSURABA algunos sobrenombres. Por ejemplo, en tu mote no podía figurar la palabra Microsoft, ni money, ni fuck, ni shit, ni otro montón de palabras absurdas.

Como la gente es gilipollas, en lugar de cambiar de aplicación empezaron a salir cracks para saltarse este tipo de restricciones.  Ese fue el inicio de los programas que hacen que esta aberración sea aun peor. Cientos de programas que dopan a Messenger para que pueda hacer cosas que otros programas ya hacen. Es demencial, pero así de estúpida es la gente.

Actualmente…

Hoy en día MSN es realmente vomitivo. Es un servicio pésimo que cae con mucha frecuencia, que tiene unos retardos acojonantes y que hace que las transferencias de ficheros o las videoconferencias sean para pegarse un tiro. Por no hablar de la publicidad del cliente Messenger. ¿Cómo es posible que a la gente le dé igual tener la lista de contactos en mitad de un mar de publicidad? Toda una barra lateral y un banner debajo. Es acojonante, es que hasta en los privados han encontrado sitio para meter enlaces a páginas web, que como erres en el clic ya la has cagado. Porque además el Messenger pasa olímpicamente de tu navegador predeterminado y abre el Explorer, del cual también rajaré en otro momento.

MSN

¿Puede haber algo más horrible que este puto programa? Joder, me sangran los ojos.

Los putos emoticonos

Aun suponiendo que a la gente le dé igual usar un programa lleno de publicidad, obtener un servicio pésimo, y una interfaz cutre y cambiante que no hace más que marear, no puedo entender lo de los emoticonos epilépticos. Es acojonante como la gente puede mantener una conversación con decenas de gifs animados que harían suicidarse al creador del susodicho formato de imágenes digitales. Realmente de tarados.

Los motes

O “nicks” como los llaman los más “cools” (putos barbarismos, otra vez). Los motes que suele ponerse la escoria que usa este programa suele estar a la misma altura que su coeficiente intelectual. Frases interminables repletas de símbolos y emoticonos encocados que se repiten una y otra vez en el privado cada vez que te hablan. De cada cuatro líneas que imprime en la ventana de privado, tres son para el mote de tu contacto. Esto es totalmente asqueroso, pero a la gente parece que le gusta le gusta.

Existe toda una cultura de motes del Messenger que daría para escribir otra publicación, pero no tengo ganas de perder el tiempo explicando las costumbres de cuatro niñatos delante de un PC comprado en el Media Markt com si fuese una lavadora.

Un único cliente

Esto es tan mierdoso como suena: MSN sólo permite que inicies sesión una vez, con un cliente. Existen otros protocolos como Google Talk (o sea, Jabber) que permiten estar hablando desde la interfaz web de tu correo electrónico mientras tienes abierto también el cliente en el PC. Lo peor de todo es que sacan aplicaciones para poder abrir más de un Messenger en el mismo PC. Como ya he dicho antes, es incomprensible, pero el ser humano no es un animal que suela actuar con lógica.  Y menos el ser humano que habla por MSN.

El desconocimiento

Lo peor de todo es que todo el mundo usa esta basura pero nadie sabe una mierda de él. Ni siquiera son capaces de diferenciar los términos MSN (protocolo) y Messenger (cliente).

De igual forma está muy extendido que para usar esta puta mierda de protocolo para hablar tienes que crearte una cuenta en hotmail, un webmail casposo, horrible y lentaco que usa la mayoría de gente debido a este fenómeno. Lo cierto es que puedes hablar por MSN con cualquier cuenta de correo, siempre que vayas primero a passport.net y la valides. Pero como las del hotmail vienen ya validadas y el usuario de Windows está acostumbrado a que le ablanden el cerebro pues se come ese webmail de mierda con patatas.

Otra cosa que saben muy pocos usuarios de MSN es que Messenger no es el único cliente que hay para hablar por él. Existen otros muchos, como aMSN o como Pidgin. Pidgin es un programa multiprocolo que te permite iniciar varias cuentas de MSN a la vez (sin cracks ni nada, mágico), y también iniciar sesión con los protocolos Jabber/Gtalk, AIM, Bonjour, Gadu-Gadu, Groupwise, ICQ, IRC, MySpaceIM, QQ, SILC, SIMPLE, Sametime, XMPP, Yahoo! y Zephyr. Casi nada.

Si eres usuario y adicto a MSN: deja esa mierda y prueba otros protocolos. Te aseguro que no te arrepentirás. Eso sí, tendrás que renunciar a los emoticonos satánicos y los zumbidos, ¿serás capaz?

Si eres mujer y estás buenísima, lo siento, probablemente seas imbécil.

Aunque este fenómeno empieza a darse también en hombres, lo cierto es que la inmensa mayoría son mujeres. Los hombres suelen crecerse más con el poder y el dinero, las mujeres sólo necesitan ser atractivas para creerse diosas.

Lo mejor es la mirada perdonadora de vidas. La diva va caminando por la calle mirando a cualquier tío que ose posar sus ojos sobre su cuerpo con desprecio. La diva disfruta sabiendo que frustra los deseos sexuales de los hombres no dignos de catar su cuerpo. Se pone ropa provocativa y luego tacha a todo el que les mira el canalillo o el culo de cerdo salido. Lo más triste, no obstante, es que si un día sale a la calle y nadie la mira con cara de violador se siente como lo que es: una puta mierda.

Las divas existen gracias a los tíos, que somos gilipollas. La mayoría de capullos pierden el culo cuando una diva les pide un favor. Se sienten mejor por haber cumplido los deseos de esa tía que nunca se interesará por ellos, y ellas lo aprovechan. Debo decir que me parece una actitud totalmente aceptable, ya que ellas no tienen la culpa de que los tíos sean tontos. El problema de esta situación repercute negativamente, aunque no lo sepan, sobre ellas. Se acostumbran a conseguirlo todo de forma fácil. En el peor de los casos, tendrán que recurrir al sexo para conseguir lo que quieren. Y cuando digo sexo no me refiero al sexo explícito, necesariamente. Una mirada o un gesto que le proporcione al macho  suprahormonado de turno un indicio de posibilidades será suficiente. Y esto, por desgracia, está muy extendido entre todas las mujeres, digan lo que digan. Pero en el caso de las divas es el modo normal de proceder ante una necesidad.

diva

Todo esto tiene más consecuencias negativas. Al no tener necesidad de esforzarse por conseguir nada, empiezan a desinteresarse por los estudios muy pronto. ¿Para qué estudiar si soy guapa? Lo más típico es que quieran ser modelos o peluqueras. Lo más probable es que acaben siendo pescaderas o dependientas. Todo esto puede variar, aunque lo que nunca varía es que acaban siendo unas inútiles, incultas y estúpidas. Eso sí, con una sonrisa profident que es lo único que les ayuda a seguir con vida.

Hasta que se hacen mayores, claro. ¿Qué ocurre cuando su belleza empieza a irse por el puto váter cada vez que tiran de la cadena? Sencillamente, no lo aceptan. Hay distintos grados de patetismo entre estas féminas. El primero y el peor es el de rebajarse. Cuando los tíos empiezan a mirar a las divas de nueva generación, las divas veteranas se convierten en auténticas zorras más fáciles de llevarse a la cama que una muñeca hinchable. Esto les mantiene el ego más o menos alto unos años más, hasta que llegan al estado en que ningún tío se acostaría con ellas aunque les pagasen. El segundo grado de patetismo pasa por el quirófano. En un intento de vencer a la madre naturaleza, empiezan a meterse en quirófano para que les estiren la piel y les levanten las ubres y poder así seguir manteniendo su estilo de vida. Esta situación puede devenir demencial y llegar a endeudarse y estar pagando su cuerpo durante veinte años.

Es por eso que las divas deben aprovechar su juventud para encontrar al su hombre ideal: un hombre poderoso y con mucho dinero al que puedan sacarle los ojos cuando él se deshaga de ellas por viejas. La máxima prioridad es casarse para arañar todo lo que puedan en el divorcio o quedarse preñadas.

Si eres una tía, eres joven, estás buena y no te identificas con este artículo… enhorabuena. Has superado la prueba.Probablemente haya algo más que serrín entre tus orejas.

Para el que no sepa qué es un hoygan, puede echar un ojo a la definición de la wikipedia. Si os da palo leeros lo que pone no pasa nada, porque yo voy a explicar a mi manera lo que son.

hoygan

Me encanta esta imagen, es exactamente lo que me pasa por la cabeza cada vez que veo a un puto hoygan trolleando por algún foro. No sé quién es el autor, la encontré por casualidad, pero mi enhorabuena.

A lo que vamos: un hoygan es un jodido terrorista de la lengua. Es una persona que escribe pasando olímpicamente de cualquier regla gramatical u ortográfica. No conoce las minúsculas, ni los signos de puntuación, ni la letra q, ni la mitad de palabras que una persona de su edad debería conocer.

Los hoygan suelen aparecer en foros o blogs donde hay una discusión, especialmente si son foros temáticos. Normalmente no son asiduos, sino que han ido a parar buscando algo en Google y se han creado una cuenta corriendo para sangrar el conocimiento de los más duchos en el tema.

Esta clase de escoria de la red me sacan de mis casillas. Llegan a un foro, escriben en mayúsculas porque son tan retrasados que se creen que así su mensaje va a llamar más la atención, y se ponen a pedir por su boca como unos putos condenados, sin ningún tipo de modales y dando patadas al diccionario de una forma que roza lo obsceno.

Existen dos grandes grupos de hoygans: los niñatos españoles y los sudacas (atención: si crees que soy un racista porque llamo sudacas a los sudacas puedes leer esto):

  • Los niñatos españoles. Estos niñatos suelen verse en foros de videojuegos y electrónica, aunque pueden aparecer en lugares inesperados. Suelen entrar pidiendo a saco que les expliques cómo piratear su consola, que les digas de donde bajar juegos o que les traduzcas un manual del chip. Así, como suena.Ejemplo:
    OLA A TOD@S MMM ME E COMPRAU 1 DS I ABER SI PUEO PONER LOS GUEGOS DELA PSP POR LA FEIS SJAJSJASJASJJASJAJA!!!!!! RESPONDER PORFI K LLA ACE 2 MINUTOS KE E PUESTO EL OTRRO POST EN OTRO ILO I NADIE CNT AKI STAMS PAYUDAR O PA K BENGA NOS BEMOS
  • El sudaca. Debido a la pronunciación que tienen al otro lado del Atlántico, a los sudacas les cuesta diferenciar (y con razón) cuando se debe poner una S o cuando una Z. Cabe destacar que este tipo de hoygan suele ser más educado, no obstante. Estos suelen abundar en foros de sexo, relaciones personales, amistad y de informática.Ejemplo:HOYGAN KIERO VAJAR ME PILICULAS GRATIX COMO LE AGO LO INTENTE CON MIL APLICASIONES PERO NO FUNSIONA LA CONECCION GRASIAS DE ANTEBRASO

El fenómeno hoygan ha hecho que se creen portales del estilo hoygan.info, del cual soy usuario. En este portal la gente envía sus hallazgos más brutales y los demás usuarios los puntuan. Gracias a este tipo de sitios tenemos acceso a textos como este:

bueno ; la verdad es k pase por aki por k mi amiga tuvo un problema y me muero le pasa algo yo keria saver cuanto cosatava y donde consegirla !!!porfavor!! la nesesito urgente llamenme yo la compro altiro si por mi amiga ago todo wom 89056941 ese es mi numero les juro k la compro altiro y espero k la gente k opiina k esto es malo cambien de opinion por k es mui cerrado de su parte la dura uno por k es ovio k uno se cuida con preservativo pero si se sale se rompe o cualkier cosa te volan puxa abran los ojos uno y tampoko uno no kier ser madre a los 16 años por !!!!!!!!!favor llamen 89056941 !!!!! la compro en lo k sea porfavor

Extraído de aquí. ¿Cómo se te ha quedado el cuerpo? A esta niñata la encerraba yo en un internado haciendo dictados hasta que le sangrase la mano. Puedo entender que personas mayores de cierta edad escriban mal porque no pudieron acceder a una educación de calidad, pero estos niñatos de la generación PoKéMoN que sólo saben escribir el indio en SMS merecen la muerte cerebral.

El problema de estos malditos analfabetos es que se entrometen en debates que les vienen grandes y no dejan a las demás personas discutir ordenadamente. Además, suelen tener bastante tiempo libro, con lo que desgastan la tecla F5 de sus teclados en busca de respuestas a sus mensajes satánicos. Si no encuentran una respuesta cada cierto tiempo escriben de nuevo exigiendo una, ya que creen que todos estamos en Internet para entretenerlos.

Para acabar, me gustaría enlazar con el artículo de la Wiki de mi antigua facultad, ya que es buenísimo.

VIEN ME DISPIDO DE BOSOTROS AXTA LA PROSIMA PUBLICASION NO SIN ANTES DISIRLE EN SU PROPIA LENWA A LOS PUTOS HOYGAN K DEVERIAN ESTINGIRSE D LA FAS DE LA TIERRA

Actualización: He encontrado el blog más hoygan que se puede uno tirar a la cara. Atención, no es apto para mentes sensibles. Es posible que no podáis volver a dormir tranquilos después de entrar. En fin, aquí os lo dejo.

En una lengua bárbara que hablan en una isla oculta entre nubarrones al noroeste de Francia la palabra freaky significa algo así como “peculiar, extravagante, fuera de lo común”. En este puto país la palabra ha roto el molde en el que se forjó y ha expandido su significado hasta el punto de convertirse en un comodín.

Por supuesto, en este nuestro casposo idioma no hemos tardado en adaptar la grafía a nuestra forma de escribir. No es raro ver escrito friki o friqui en multitud de lugares. Algunos catetos llegan al nivel de escribir freaki, pero prefiero hacer como si este tipo de cosas ni existieran, me hace la vida más fácil.

En un principio un friki era un tío raro, comúnmente un nota con gran afición a la ciencia ficción y la fantasía, a los ordenadores y la electrónica, al manga y al anime o a alguna otra cosa que no sea tan guay como saber escupir muy lejos. La sociedad avanza, y ahora hasta el más chulo del barrio se pasa las horas delante del PC, probablemente bajando porno y hablando por el mésenller (del cual hablaré otro día). ¿Es este chulo un friki? Claro que no.

Empezó la crisis. ¿Cómo podrían volver a etiquetar a estos bichos raros que no sienten ni padecen si la palabra friki se quedaba corta? Era la hora de la expansión: la palabra friki estaba a punto de mutar. Un día, mientras alguien veía crónicas marcianas tuvo la genial idea de llamar friki al Pozi y a todo el elenco de personajes al que entrevistaba Cárdenas para dejarlos en evidencia aprovechándose de la tara mental que tenían. Esta palabra se transmitió a través del programa nocturno con más audiencia de la época, y la gente de todas las edades no tardó en asimilarla en su vocabulario. Aun recuerdo el día en que vino mi padre y me dijo “¿Has visto a Carmen de Mairena en la tele? Vaya friki”. Me quedé estupefacto. Pensé que mi pobre padre no había entendido el significado que aquella palabra entrañaba. Pero sí que lo había hecho, por lo menos el nuevo significado que estaban transmitiendo por la tele y que yo desconocía por no hacerle caso a esa caja tonta.

Poco tiempo bastó para que la palabra friki y su nuevo significado se expandiese como la pólvora. Pronto los niños del colegio empezaron a llamar friki a sus compañeros menos agraciados, autistas o simplemente zumbados. Los padres empezaron a decirles a sus hijos que no vistiesen como frikis cuando los veían con ropa inapropiada para ellos.

Pero ahí no acabó la cosa. La palabra friki, que ya tenía vida propia, necesitaba nuevos horizontes. Ya no le bastaba ser usada para describir a seres humanos. Decidió pasar a los objetos inanimados. De repente la ropa de Agatha Ruiz de la Prada ya no era estrafalaria, era friki. Cualquier cosa podía ser friki: desde un coche tuneado hasta un bolígrafo con la cara de la rana de los Kellogg’s® en la punta.

Esta situación empezó a estresarme. ¿Qué quedaba de la palabra friki tal y como yo la conocía desde hacía tanto tiempo? En manos de los trolls parlantes estaba siendo deformada y adaptada a cualquier situación. Una vez llegué a escuchar “qué día más friki, hace sol pero llueve”. Aquello fue el colmo. Me tapé los oídos y pensé “esto no puede ir a peor”. Cuán equivocado estaba.

Todavía quedaba una barrera más que romper para la palabra friki: las cosas insustanciales. Algún humorista bastardo decidió que salir a la calle con las zapatillas puestas era una situación friki (¿una situación podía ser friki?). No tardaron en aparecer más expresiones que sustituían cualquier palabra perfectamente válida del castellano con este barbarismo hipersémico. Frases como “sí, Verónica y yo tenemos una relación muy friki” o “ir a Port Aventura y no montarse en el Dragon Khan es muy friki” no tardaron en tomar las calles.

A día de hoy ya me he rendido. He educado mi oído para que no se irrite cada vez que oye una utilización aleatoria de la palabra friki. Me intento tranquilizar pensando que la definición de friki en el futuro será:

  1. Persona con costumbres diferentes a las de los demás.
  2. Palabra que se hace servir como comodín por incultos para suplir el escaso vocabulario del que disponen.

A todos los que me llaman friki por ser informático: ¡a mucha honra! Pero yo soy de los castizos, oigan.

Advertencia para el lector

Este sitio está cargado de insultos, palabrotas, críticas, sarcasmo y demás cosas que pueden herir su sensibilidad. Si usted tiene un sentido del humor nulo, se toma al pie de la letra todo lo que lee o necesita encontrarse en un ambiente políticamente correcto, este blog no es apto para usted.

Publicaciones Más Vistas

Lo que me dice la peña

Bartola en Los fumadores
Diegoddk en El messenger
Mejodenloslistos en El servicio hoy en día
Piolín en La gente que vive por encima d…
Anónimo en Los coches sin carnet